Partiendo de un acercamiento a la naturaleza cíclica,  Magui Pichinini indaga el universo menstrual en la serie “la ola”; comprendiendo así los cambios mentales, emocionales y físicos durante las distintas fases de ciclo.  

El proceso creativo y de investigación que conlleva esta serie, pretende conocer, comprender y naturalizar estos cambios entendiendo que el movimiento es un signo vital regido por un orden trascendente que nos sincroniza a un mundo rítmico.

 

Consta de una parte más material, más concreta, más visible, producto de una recopilación diaria sus propios fluidos vaginales, vistos a través de un microscopio. Por otro lado, el resto de imágenes intentan representar la parte más visceral, más emocional, más abstracta a partir del  registro de un grupo de mujeres que a lo largo de tres meses completaron un diario menstrual.